5 consejos para buscar piso en España

Como bien sabrás, encontrar un piso o una habitación para alquilar es algo realmente complicado. Durante el proceso de búsqueda de piso, surgen muchísimos obstáculos e imprevistos que dificultan la tarea. Además, si el alquiler lo quieres realizar en una gran ciudad, la competencia es enorme y es común perder la opción de alquilar el piso o la habitación que queríamos porque hay otras personas delante de nosotros en la lista de espera.

Si es tu primera vez buscando piso (o hace mucho tiempo que no lo haces), en este post te vamos a dar algunos trucos y consejos muy útiles para que consigas un alquiler que se adapte a tus gustos y necesidades.

Nuestra primera recomendación es que tengas paciencia: la búsqueda de un alquiler es un proceso que puede resultar desesperante. Hay multitud de páginas y aplicaciones, que además tienen diferentes formatos entre ellas, y adaptarse a cada una puede llevar un tiempo. Además, no siempre existe una oferta muy elevada, por lo que puede ser que agotemos todas las opciones y no encontremos nada que nos convenza.

A continuación, os exponemos 5 consejos para encontrar piso de alquiler en España:

 

1. Usa diferentes webs y aplicaciones

Combinar el uso de distintas plataformas puede ayudarte a tener más opciones disponibles, dado que algunos pisos solo se ofertan en una determinada plataforma. Las plataformas más utilizadas y con un mejor sistema de filtrado son Idealista y Badi. Ambas te permiten, además, buscar de forma diferenciada: Idealista es mejor buscador para el alquiler de pisos enteros y Badi está especializado en el alquiler de habitaciones.

Es muy importante que te fijes en la fecha de publicación de los anuncios. Algunos pueden llevar meses inactivos y nos harán perder el tiempo. Tienes la posibilidad, también, de activar las notificaciones para que cuando aparezcan nuevos pisos que se ajusten a tus características te avisen por correo o por la aplicación. ¡No lo dudes!

 

2. Fíjate en los detalles

Cada anuncio tiene una estructura determinada y fijarte en los detalles te permitirá no perder tiempo y no llevarte sorpresas. Los detalles en los que deberás fijarte dependerán de tus exigencias y tus expectativas en el piso o la habitación que quieres alquilar.

Algunos ejemplos que deberías comprobar:

  • ¿El edificio tiene ascensor?
  • ¿Tiene calefacción y aire acondicionado?
  • ¿Estás los gastos (agua, gas, luz, internet) incluidos?
  • ¿Se requiere pagar un mes de agencia?
  • ¿De cuánto es la fianza?
  • ¿Se entrega amueblado o sin amueblar?
  • ¿Cuánta gente más vive en el piso? (en caso de compartir piso).

 

 

3. Elige bien la zona

Una de las mayores comodidades que se puede pedir a un piso es que esté bien comunicado. Lo bien comunicado que esté dependerá, evidentemente, de tus necesidades. Por eso, te recomendamos que abras Google Maps y vayas introduciendo todas las calles de los pisos que te interesan y vayas evaluando las distancias que ahí entre esa ubicación y los puntos donde sueles desempeñar tu vida: trabajo, gimnasio, sitios a donde sales, sitios donde viven tu familia y/o amigos, etc.

A partir de aquí, sobre todo si vives en una gran ciudad como Madrid o Barcelona, deberás estudiar las combinaciones de transporte que mejor te van y las paradas de metro y bus más cercanas.

 

 

4. Filtra por precio y desconfía de los chollos

Una de las herramientas fundamentales de los buscadores de pisos es el sistema de filtrado. El más importante es el que delimite el precio: si no lo hacemos, podríamos estar viendo pisos fuera de nuestras posibilidades y no estaríamos aprovechando la búsqueda. Además, una vez delimitado el precio máximo que podemos pagar, podemos ordenar los anuncios de precio más bajo a más caro para tratar de encontrar nuestra mejor opción.

¡No te fíes de los chollos! Si ves un piso espectacular, remodelado, muy limpio y nuevo, a un precio muy bajo… ¡No es verídico! Ese tipo de pisos no existen y lo más probable es que sea una estafa. ¡Ten cuidado!

 

5. Visita siempre los pisos

Si no conoces personalmente a la persona que te quiere alquilar el piso, es obligatorio que realices una visita al piso. Primero, para comprobar que existe y es verídico y que se ajusta a las fotografías; segundo, para ver si en persona se ajusta a la idea que nos habíamos hecho con las fotos y aun así sigue interesándonos. Muchas veces, las perspectivas con la que toman las fotografías son tramposas y el piso es más pequeño de lo que parecía.

Nunca pagues por avanzado sin haber visto el piso y sin tener a mano un documento que certifique la reserva del mismo.

 

Conclusión

Como podéis observar, buscar piso es una tarea tediosa y compleja, que depende de muchos factores que a menudo no podemos comprobar. Para poder conseguir un piso que nos guste, debemos ser constantes y buscar concienzudamente, atendiendo a los detalles.

¿Necesitas ayuda? ¡Escríbenos!

 

Post de interés

¡CONSIGUE TU GUÍA GRATIS!

Hazte con tu guía actualizada para el 2023. Conocerás todos los requisitos para poder vivir y estudiar en España. 

¡No te quedes sin tu ebook gratuito!